Oración para hoy

Para otras oraciones ver debajo de la página.

Adviento 3

Canto

Salmo

El cielo proclama la gloria de Dios,
el firmamento pregona la obra de sus manos :
el día al día le pasa el mensaje,
la noche a la noche se lo susurra.

Sin que hablen, sin que pronuncien,
sin que resuene su voz,
a toda la tierra alcanza su pregón
y hasta los límites del orbe su lenguaje.

Allí le ha puesto su tienda al sol :
él sale como el esposo de su alcoba,
contento como un héroe, a recorrer su camino.

Asome por un extremo del cielo,
y su órbita llega al otro extremo :
nada se libra de su calor.

del salmo 18

Lectura

Con gozo me gozaré en el Señor, exulta mi alma en mi Dios, porque me ha revestido de ropas de salvación, en manto de justicia me ha envuelto (...). Porque, como una tierra hace germinar plantas y como un huerto produce su simiente, así el Señor hace germinar la justicia y la alabanza en presencia de todas las naciones.»

Isaías 61, 10-11

o

Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se conturbó por estas palabras y discurría que significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.» María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.» Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue.

Lucas 1, 26-38

Canto

Silencio

Oración de alabanza

Te damos gracias, oh Dios, por la revelación de tu amor en la creación.

—Bendecimos tu santo nombre.

Por el ser humano hecho a tu imagen y llamado a vivir en tu comunión.

—Bendecimos tu santo nombre.

Por la promesa de tu reino en la justicia y la paz, la santidad y la caridad.

—Bendecimos tu santo nombre.

Por la revelación de tu Reino en medio de nosotros, por tu Hijo Jesucristo.

—Bendecimos tu santo nombre.

Por su humilde nacimiento y su vida santa, por sus palabras y sus milagros.

—Bendecimos tu santo nombre.

Por sus sufrimientos y su muerte, por su resurrección y su entrada en la gloria.

—Bendecimos tu santo nombre.

Por tu Iglesia llamada a ser un lugar de comunión para todos los seres humanos.

—Bendecimos tu santo nombre.

Por la venida de tu Reino dentro de nosotros por medio del Espíritu Santo.

—Bendecimos tu santo nombre.

Por la venida de tu Reino al final de los tiempos, cuando tú serás todo en todos.

—Bendecimos tu santo nombre.

Padrenuestro

Oración

Dios de toda eternidad, tú sabes que nuestro lenguaje humano apenas consigue expresar nuestra espera de una comunión contigo. Sin embargo, tú nos concedes el don de una vida oculta en ti. Y despunta la aurora de una confianza.

o

Cristo Jesús, sé nuestra paz, tú que nos dices: No temáis, estoy aquí.

Cantos


Otras oraciones

Printed from: http://www.taize.fr/es_article1206.html - 11 December 2017
Copyright © 2017 - Ateliers et Presses de Taizé, Taizé Community, 71250 France