Rusia: Pascua 2011

El día a día de la peregrinación a Moscú

Del miércoles 20 al lunes 25 de abril de 2011

En Moscú seis parroquias de la Iglesia ortodoxa rusa han acogido a 240 jóvenes originarios de 26 países que participaron en su vida litúrgica desde el miércoles de la Semana Santa hasta el domingo de Pascua. Es la primera vez que Taizé lanza una peregrinación en Rusia; el hermano Alois estuvo presente junto a cuatro hermanos.

El jueves santo, el Arcipreste Vsevolod Chaplin, presidente del Departamento para las relaciones entre la Iglesia y la sociedad encontró a todos los peregrinos. El viernes Santo, todos los participantes fueron al Polígono de tiro de Butovo, al sur de Moscú, donde 20 000 personas fueron asesinadas durante el período del Gran Terror stalinista en 1935-36. La Iglesia rusa erigió un lugar para la memoria de los Nuevos Mártires. Numerosos obispos, sacerdotes, monjes y laicos murieron allí. El sábado hubo talleres por la tarde antes de la celebración de la vigilia pascual en las parroquias, donde la solemnidad de la Pasión de Cristo se transforma en la alegría de su Resurrección.

Uno de los hermanos que partió antes para ultimar detalles escribió desde Moscú:

Viernes 15 de abril

Hoy es el último día de la Gran Cuaresma para los Ortodoxos. El fin de semana, con las fiestas del sábado de Lázaro y de la entrada del Señor a Jerusalén el domingo, ya da un sabor anticipado de la celebración de la Pascua. Esta mañana participamos en la liturgia final de las vísperas de los dones "presantificados", seguida de las maitines, luego de una liturgia más corta con la distribución de los dones consagrados en la última Eucaristía. La oración de San Efraín el sirio es dicha en repetidas ocasiones durante el servicio. Al final de cada frase la asamblea se santigua, se pone a rodillas e inclina la cabeza hasta el suelo.

Esta tarde en la parroquia de la Iglesia del Icono de la madre de Dios, de la alegría de todos los afligidos, hubo la última reunión para los coordinadores de las parroquias. Seis parroquias acogerán a los peregrinos. Lo que sorprende es su voluntad de improvisar y de acoger a todo el mundo. Los coordinadores son todos jóvenes que ayudan con la bendición del sacerdote. Su confianza es muy emocionante. Casi para todas las parroquias será la primera vez que acojan a jóvenes que vienen de otros países.

JPEG - 13.1 KB

Sábado 16 de abril

El sábado de Lázaro. La resurrección de Lázaro es el último y el más grande de los signos cumplidos por Jesús. Esta lo muestra como él que da la vida, y hecho que va a conducirlo de manera paradojica a su muerte. Histórica y liturgicamente, conviene que este signo sea un preludio a la Semana Santa y a la Pascua.

Esta mañana tuvimos la liturgia en la iglesia de la Asunción, justo al lado de la calle Tver, en el centro de Moscú. Es allí dónde vamos a acoger a los peregrinos el miércoles. Hay un verdadero sentido de la fiesta después de los cuarenta días de la Cuaresma. El sacerdote nos recuerda que Cristo llama a cada uno de nosotros a salir de nuestras tumbas para traernos ya desde ahora a una vida nueva.

Por la tarde hubo un encuentro con los voluntarios que ayudarán el miércoles y durante toda la peregrinación. Hace un mes tuvimos un encuentro en el cual participaron unos 70 jóvenes, en el curso del cual diversas tareas prácticas fueron asignadas. ¡Esta vez hay mucho más para hacer! Algunos acogerán a los peregrinos en los aeropuertos y en la estación para guiarlos hasta la acogida central. Hay también un equipo que dará el té, los equipos que explicarán el programa, los que dan los billetes y asignarán a los peregrinos a sus parroquias …

Dándoles todas estas explicaciones a los que van a ocuparse de la acogida, nos damos cuenta a qué punto estos jóvenes rusos esperaron la posibilidad de poder acoger a jóvenes, de todas partes, que vienen a sus parroquias... traslucen tal alegría.

Domingo 17 de abril

Fiesta de la Entrada del Señor a Jerusalén — "Domingo de Ramos" en Occidente, pero "Domingo del Sauce" en Rusia. La primavera ya casi está. En la calle, fuera de las iglesias, algunos puestos proponen ramas con brotes. En el metro vemos a gente con estas ramas. Es una forma de religión popular que muestra que los gestos religiosos no son más extraños en lo que era, o lo que queda de, una sociedad atea no hace tanto tiempo atrás. ¡Ya anoche en las vísperas, los sacerdotes bendecían las ramas y rociaban alegremente la asamblea con agua! Hoy, esto continúa y las iglesias están llenas. Cada uno tiene una vela en la mano.

Fuimos a la celebración en la iglesia parroquial de un pueblo fuera de Moscú, del cual los primeros grupos vinieron a Taizé a principios de los años 90’: Oración sobre la tumba de un sacerdote valiente que sostuvo esta parroquia durante los años difíciles, el sol brilla...

Miércoles 20 de abril

JPEG - 20 KB

Difícil de describir la belleza de este día: uno de estos momentos raros en que lo que tanta gente esperó rezando durante tan mucho tiempo está repentinamente allí. 240 peregrinos de 26 países acogidos en Moscú por seis parroquias ortodoxas. ¿Quién habría podido imaginar tal cosa hace solo algunas décadas?

La Iglesia de la Dormición, a dos pasos del Sitio Rojo, enclavada entre un MacDonald y el Ministerio de la Gobernación, abrió sus puertas. La presencia de los iconos en la iglesia, la gente que entra para encender velas delante de ellas y rezar un momento, crea una atmósfera única para acoger a estos jóvenes venidos con el deseo de saber más sobre la Iglesia ortodoxa rusa. Sentimiento inmediato de la paz del cielo sobre la tierra en contraste con la agitación de esta ciudad tan animada.

La paciencia y la gentileza de nuestros huéspedes rusos iluminaron todo este día. Ningún peregrino puede ser acogido sin recibir té y algo para comer. Los que vinieron a última hora han sido acogidos con la misma alegría que los de la primera hora. Los jóvenes de los equipos de preparación en las parroquias pensaron verdaderamente en todo. Ninguna familia quedó sin huéspedes. ¡Un verdadero milagro! Tantas cosas de las que podemos estar agradecidos. No hay nada más para añadir. La peregrinación comenzó.

Jueves 21 de abril

¡Qué alegría de poder estar entre una de las 300 personas qué participan en la liturgia del Jueves santo a las 7h 30 en la parroquia Santa Tatiana, iglesia relacionada con la Universidad estatal de Moscú, justo enfrente de Kremlin!

JPEG - 14.3 KB

Olga escribe respecto a la celebración matutina de hoy:
« El jueves es el día de la institución de la cena mística. Por la mañana, la liturgia del Jueves santo es celebrada en cada iglesia. Este día, hasta los que están trabajando o estudiando intentan tomarse un poco de tiempo, por lo menos para estas horas de la mañana, para participar en esta liturgia especial. Una vez al año, en este día, cantamos la oración: «Cuando los glorioso discípulos...» mientras todos reciben la comunión cantando « a tu mística y santa Cena en este día, oh Hijo de Dios, concédeme participar; delante de tus enemigos no iré a revelar tu Misterio, ni a traicionarte por un beso como lo hizo Judas, pero como el ladrón, te grito: Acuérdate de mí, Señor, cuando entrarás en tu Reino.» El día está marcado por el signo de esta participación única a la última cena, en vísperas de los sufrimientos de Nuestro Señor. »

Después de la liturgia, fue el momento de reencontrarse con unos 20 peregrinos acogidos por la parroquia. El sacerdote nos recibió para desayunar. ¡La acogida en Rusia, hasta durante la Cuaresma, pasa primero por la mesa! Dirigiéndose a los peregrinos, el sacerdote expresó la alegría de su presencia respondiendo luego a todas sus preguntas.

Por la tarde, todo el mundo se dirigió a la iglesia del padre Vsevolod Chaplin, presidente del Departamento del Patriarcado de Moscú para las relaciones entre Iglesia y sociedad. Nos contó primero del inmenso sufrimiento de los cristianos de Rusia a la época comunista. Luego habló muy francamente de los desafíos que la Iglesia afronta hoy. «Todo cristiano debe tener el coraje de demostrar su fe dondequiera que se encuentre, la Iglesia no es solamente para los ricos o para los pobres. Ella es para todos.» Más tarde estuvo totalmente dispuesto a responder a las preguntas de cada uno.

JPEG - 16.1 KB

Hablando con los peregrinos, comprobamos que todos están muy contentos. Recibieron tal acogida de las familias y de las parroquias. A pesar del cansancio de viaje y de las dos horas de diferencia horaria, hoy había sólo sonrisas. ¡El corazón ruso es muy grande verdaderamente!

Olga continúa:
« La tarde cae y el servicio de los Doce Evangelios comienza. Todos de pie, velas encendidas en mano. Los doce relatos del Evangelio son leídos, de Getsemaní a la tumba sellada. La campana resuena al son de los números de golpes recibidos por Nuestro Señor correspondiente al relato de la Pasión leído.

Después de la celebración, se conserva la costumbre de transportar a casa desde la iglesia una vela encendida para iluminar la lámpara de un icono. Esta tradición piadosa está siempre viva hoy, aunque se haya hecho más difícil conservarla para quien vive lejos de la iglesia y debe pasar un buen rato en los transportes públicos. Los que la llevan (la vela del Jueves) hacen con ella un signo de cruz bajo el dintel de la puerta. El hollín de la vela deja entonces la imagen de la cruz. »

Es la primera vez que sentí la Resurrección ya durante la Semana Santa. No se puede evitar, la Iglesia está renaciendo, y la gente también.

Viernes 22 de abril

JPEG - 18.5 KB

Hoy fuimos a Boutovo, en las afueras meridionales de Moscú, al término de la línea de metro. Los peregrinos ya no parecen tan desconcertados por los nombres de las estaciones de metro en caracteres cirílicos. Todos llegaron a las 9h 45 para tomar el autobús que nos llevó al polígono, sobre el sitio del campo de tiro, donde más de 20 000 personas fueron asesinadas durante el período del Gran Terror stalinista entre 1935 y 1937, como se lo conoce en ruso. ¿Podemos acaso comprender hoy a qué punto los rusos sufrieron durante el período soviético? Aquí fuimos confrontados con esta realidad.

En la iglesia de los Nuevos Mártires la gente de la parroquia nos esperaba para llevarnos al el sitio y explicarnos lo que había pasado. Más de mil sacerdotes y monjes fueron fusilados. Los archivos de NKVD revelan exactamente quien y cuando fue asesinado. Hay varias fosas comunes marcadas por túmulos. La iglesia de madera fue construida en 1995 y se encuentra literalmente sobre la sangre de estos mártires. ¡Fue el mejor lugar dónde vivir este Viernes Santo! ¡Qué desafío para el modo en el cual vivimos nuestra fe hoy! Esta gente era unos inocentes que de ninguna manera merecían o buscaron el martirio...

Participamos en las Vísperas del Viernes Santo, seguidas de las maitines des Sábado Santo. Son muy bellas celebraciones, ricas en símbolos, como Olga ha escrito:
« Y llegamos al viernes. Este día no hay liturgia, el Señor mismo es clavado sobre la cruz.
El día en que el Señor murió es el más triste del año. Podemos sentirlo hasta en la atmósfera y en la naturaleza. Pero en la profundidad de la tristeza está escondida la esperanza de la Resurrección que viene.
Este día se efectúa el servicio de la Presentación del Santo Sudario. La imagen de Cristo en el ataúd es traída en medio de la iglesia. Luego es el servicio del Amortajamiento del Santo Sudario con la procesión de los creyentes detrás del ataúd alrededor de toda la iglesia. »

¡Saliendo de la iglesia de los Nuevos Mártires en procesión, bajo los vítores del « Sviaty Bozhe, Sviaty Krepki, Sviaty Byesmyertnikh, nas Pomiluj! » (¡Dios santo, Dios fuerte, Dios eterno, ten piedad de nosotros!), todos los peregrinos pudieron unirse al canto ya que lo cantamos frecuentemente a Taizé. ¡Qué fuerza! Tradiciones diferentes unidas por el canto entorno a la mortaja de Cristo que se dio sobre la cruz para cada uno de nosotros. Allí reside el símbolo que nos abre un camino. Y era como si, saliendo de la oscuridad de la iglesia para entrar en la luz de la tarde, ya entrábamos en la luz de la Resurrección. Era lo que sentíamos... un tiempo de bendición.

Printed from: http://www.taize.fr/es_article12265.html - 17 December 2017
Copyright © 2017 - Ateliers et Presses de Taizé, Taizé Community, 71250 France