Dos hermanos en Sudáfrica

Dos hermanos de Taizé estuvieron en Sudáfrica del 22 de septiembre al 6 de octubre. Uno de ellos escribe:

Ciudad del Cabo

JPEG - 20.3 KB

Ciudad del Cabo desde la Isla Robben

Nuestra visita comenzó con En Ciudad del Cabo. El «Center for Christian Spirituality», que está situado en esta ciudad había invitado a dos hermanos de Taizé para celebrar su 25to aniversario. El Centro fue fundado por el antiguo arzobispo de Ciudad de Cabo y premio Nobel, Desmond Tutu. Conocido a través del mundo por su compromiso en la lucha contra el apartheid, Desmond Tutu, que celebra en este octubre sus 80 años, es un hombre de oración y de fe profunda. Su visita a Taizé en 1979 lo incitó a preparar a un grupo de 144 sudafricanos, de varias iglesias y de diversos grupos étnicos, que fueron a Taizé un año más tarde. Desde esta fecha los lazos con los cristianos sudafricanos se multiplicaron.

Durante nuestra estancia animamos numerosas oraciones en lugares muy diversos. Comprobamos una sed profunda de Dios al mismo tiempo que una desconfianza de cara a las instituciones religiosas. En Ciudad del Cabo, en un barrio rico, son sobre todo blancos quienes participan en la oración cuando de repente llega Isaac con una docena de sus amigos de su «township», Guguletu. Isaac acaba de pasar tres meses en Taizé. Su presencia aporta un soplo de frescura y llegan justo en el buen momento para ayudarnos con varios cantos sudafricanos que no dominamos.

Guguletu

Al domingo siguiente reencontramos a Isaac en Guguletu, en una iglesia presbiteriana. Una joven de esta iglesia, una de las hijas del pastor, participó en el encuentro de Nairobi en 2008. El pastor quería que animásemos la oración. Tuvimos que improvisar un poco pero la oración en torno a la cruz toca profundamente los corazones. Nos emocionamos al constatar la dignidad de estas mujeres de edad que se arrodillan en la cruz y que Isaac y otros jóvenes asisten para levantarse. Ellas comprenden sin dificultad el sentido de esta oración. Tantas cargas que supieron llevar en sus vidas.

JPEG - 23.8 KB

Oración en torno a la Cruz a Guguletu

Robben Island

¿Qué decir de nuestra visita a Robben Island, donde Nelson Mandela y tantos otros pasaron más de 20 años de su vida como presos? La visita fue bien preparada por el Centro de Espiritualidad y forma parte del programa de su aniversario. Somos unas veinte personas de diferentes iglesias y orígenes étnicos. Veinte minutos en barco bastan para hacer el trayecto desde Ciudad del Cabo. Recorriendo la isla medimos mejor el incalculable sufrimiento del pueblo negro sudafricano y de los que se atrevieron a exponerse. Robert Sobukwe, presidente del Congreso panafricano estuvo arrestado en un aislamiento casi absoluto. Después de haber visitado la prisión descubrimos "lime quarry" la carrera de caliza en la cual Walter Sisulu, Mandela y tantos otro realizaron trabajos forzosos al punto que algunos perdieron la vista.

Johannesbourg

Después de Ciudad del Cabo, Johannesbourgo nos acoge. Pasamos la primera noche a Koinonia, una casa de acogida cerca del centro de Johannesbourgo, mantenido por las Hermanas Dominicanas. La Hermana Jackie tiene sus años pero junto a sus hermanas están siempre disponibles. Un joven pastor de una iglesia pentecostal que pasó una semana de silencio viene para llevarnos al cuartel general de su iglesia. Varias personas que pertenecen a esta Iglesia pasaron po Taizé buscando cómo renovar el culto intentando darle más lugar al silencio y al canto. Pasamos la mañana con ellos después de haber animado la oración de la mañana y después de nuestra presentación de Taizé que duró un buen momento, participamos en su oración del mediodía.

Pretoria

A la tarde nos escapamos a Pretoria donde nos espera Willem Nicol, un pastor ya anciano de la iglesia reformada, conocido por sus escritos sobre la vida espiritual. Nos recibió en su casa. A los 82 años, retirado del ministerio parroquial, continúa leyendo mucho y estudiando las Escrituras. Tuvimos de hecho que animar una oración en una parroquia importante de Pretoria. Todos los pastores no comprenden esta oración, nos dice nuestro amigo, pero ven que corresponde a una, necesidad a una sed. Aquí como en otras partes tenemos la impresión que hay una apertura en la Dutch Reformed Church. Sin lugar a dudas un momento que hay que atrapar para la vida ecuménica de la Iglesia. Ya es casi medianoche cuando volvemos a Johannesbourgo. La hermana Jackie nos espera para abrir la puerta. Tienen compasión de nosotros cuando nos dicen que debemos levantarnos a las 5 de la mañana para irse de nuevo a las 5.50 para poder estar en un encuentro con los obispos anglicanos de todo el sur de África. Fue una buena ocasión para hablarles de Kigali y del encuentro del año próximo en Rwanda. El interés para con el encuentro de Rwanda es evidente. Varios responsables vienen a pedir más información. El arzobispo Thabo de Ciudad del Cabo fue caluroso con nosotros.

JPEG - 17.5 KB

Con el Arzobispo Thabo

Soweto

La misma tarde salimos para Soweto con el cura de la gran parroquia Regina Mundi. El padre Ben es muy acogedor y se lo notaba muy contento que hayamos parado en su casa. Él vino a Taizé durante sus estudios en Irlanda. Desde su parroquia, lugar histórico en la lucha contra el apartheid, numerosos jóvenes vinieron a Taizé. Varios jóvenes de esta parroquia hicieron largas permanencias en Taizé. Previmos una tarde de intercambios, de reflexión con un momento también para hablar del encuentro de Kigali previendo terminar con una oración hacia las 20.00. Al principio llegan tan sólo dos personas, Benedict y Thabo, luego poco a poco los jóvenes llegan desde Soweto y otro townships, particularmente Anaranjado Farm. Hacia las 17.00 somos treinta. El padre Ben está feliz de descubrir a estos jóvenes simpáticos. Clifford que es originario de Soweto, hoy franciscano, se levanta para proponer que se escriba un informe de nuestro encuentro para el periódico diocesano y fijar ya un encuentro de preparación para Kigali. Quedó en el 23 de octubre.

Nuestro encuentro termina con una oración sencilla en la gran iglesia de Regina Mundi. En la misa parroquial del día siguiente, el padre Ben habló largamente de esta oración simple donde se trata de ponerse en presencia de Dios, abrirse a él. Lucky, Thabo, Benedict y algunos otros se escaparon para comprar carne de cabra y salchichas que cocinaron sobre un fuego cerca de la casa parroquial. Preparamos juntos la mesa. Un clima festivo para una bella noche. Una amistad sólida nos une a estos jóvenes de Soweto.

JPEG - 19.9 KB

Grupo con el Padre Ben

Bloemfontein

Al día siguiente Thabo, que vivió a Taizé varios meses, nos conduce de nuevo al aeropuerto de Johannesbourgo para nuestro vuelo hasta Bloemfontein. Cuando nuestro avión aterriza estalló una fuerte tormenta. El tiempo de pasar del avión a la terminal alcanza para empaparnos. Jan Lubbe nos espera. Este pastor del Dutch Reformed Church es muy simpático. Pasó una semana a Taizé con su hijo en junio de 2011 e insistió mucho para que vayamos a Bloemfontein y comprendimos muy rápidamente que hicimos bien en ir. Llegamos un poco retrasados para una oración con los cantos de Taizé en la iglesia de Jan. El tema es "las Bienaventuranzas" particularmente la primera «Felices los pobres en espíritu.» El día siguiente, en la misma iglesia, participamos en el culto y hablamos de la esperanza y del encuentro de Kigali. Este encuentro suscita por todas partes mucho entusiasmo.

JPEG - 12.9 KB

Merera Retreat Centre cerca de Bloemfontein

Printed from: http://www.taize.fr/es_article12941.html - 20 October 2017
Copyright © 2017 - Ateliers et Presses de Taizé, Taizé Community, 71250 France