Finlandia, septiembre de 2012

Encuentro en Helsinki

28-30 septiembre de 2012

¿Qué es un “encuentro nórdico de Taizé”? ¡Pues algo bien difícil de describir!
En la puerta no aparece ni un lema, ni un eslogan, solamente ’tervetuloa’, ’välkommen’, ’Bures boahtin’, ’Hau kola’, ’welcome’.
¿Orar con cantos y momentos de silencio es suficiente para que la gente se reúna?

JPEG - 28.1 KB

Uno de los hermanos ha descrito los encuentros de Taizé como "desastres naturales controlados", algo que a primera vista puede resultar algo exagerado. Sin embargo, visto de cerca, tal vez no esté tan alejado de la realidad.
Los desastres naturales, como las tormentas, las inundaciones o los incendios forestales, nos sacan de nuestros patrones diarios. Tenemos que salir de los caminos marcados por la rutina.
Enfrentados a desafíos que, como las fuerzas naturales del agua o del fuego, son demasiado grandes como para ser abordados por nosotros solos. Tenemos que actuar juntos.
Tal vez esto es especialmente cierto en las regiones nórdicas, donde todo está previsto con 18 meses de antelación, y donde el perfeccionismo - nunca alcanzado plenamente - es la regla.

Cuando ocurren ’desastres naturales controlados", como el reciente encuentro de Taizé en Helsinki, suceden dos cosas.
En primer lugar, surge un ’torrente’ de generosidad - las casas se abren para acoger a los peregrinos, y las barreras habituales, origen, religión y lengua, se dejan de lado.

JPEG - 20.7 KB

En segundo lugar aparecen - como venidos de la nada - intrépidos voluntarios dispuestos a hacerse cargo de cualquier trabajo, que deberán realizar con gran alegría sin importar lo humilde o compleja que sea la tarea.

Caen las barreras. Las reuniones que normalmente no ocurrirían, pueden comenzar.

En la Biblia, Dios habla a menudo a personas que se enfrentan a situaciones extremas. Queda claro que Dios no es el origen de estos "desastres", pero de alguna manera aprovecha la oportunidad para permitirnos oír su voz, como un susurro o una ligera brisa. Y así ocurrió en el encuentro, en el momento de más profundo silencio durante la oración.


Nota:
’tervetuloa’ es finés
’välkommen: es sueco (2ª lengua oficial en Finlandia)
’Bures boahtin’, Sami septentrional (la lengua Sami más hablada)
’Hau kola’, es Lakota (un grupo de indígenas Oglalal Lakota de Dakota del Sur, EE.UU., participó en el encuentro)
Todas estas expresiones significan: ’Bienvenido’.

Printed from: http://www.taize.fr/es_article14533.html - 18 December 2017
Copyright © 2017 - Ateliers et Presses de Taizé, Taizé Community, 71250 France