Taizé y la India

Los intercambios entre Taizé y la India datan de muchos años: ya sea con hermanos de Taizé y voluntarios yendo a la India, o bien con jóvenes indios viniendo a Taizé.
Comenzaron a llegar a la colina después del primer encuentro de Taizé en Madrás en el año 1985. Provienen de todas partes del país y reflejan la diversidad cultural que encierra este país tan vasto. Católicos, ortodoxos, de la Iglesia del Sur y del Norte, Martomas, luteranos y bautistas son escogidos por sus comunidades locales o por movimientos nacionales para venir a Taizé por tres meses. Los jóvenes toman parte de los encuentros internacionales y comparten la responsabilidad de los quehaceres cotidianos, permitiendo su desarrollo. Pero su presencia en Taizé es, sobre todo, para que puedan compartir con otras personas de diferentes países la manera en que viven la fe, con los retos y preguntas que esto conlleva hoy, en una sociedad india que vive grandes cambios.

En Taizé

Haciendo memoria de su paso por Taizé, un ex – secretario nacional de FUCTI (Federación de Universidades Católicas de Toda la India), nos escribe: «Creo que descubrí Taizé silenciosamente. Cada día, durante los tres momentos de oración, a la mañana, al mediodía y al atardecer, hay un largo rato de silencio. La primera semana no sabia que hacer con el. ¡Pasé la mayor parte de ese tiempo con la mente en cualquier cosa! Pero de manera gradual comencé a descubrir que era un tiempo importante para poder pensar y reflexionar sobre mi vida, qué lugar ocupo, aquí, en este mundo».
Eddie Edezhath escribe: «Cada año algunos de los lideres del movimiento “Juventud de Jesús” visita la comunidad y vive allí algunos meses. Es un tiempo para refrescarse y profundizar sobre ellos mismos. Vuelven con una nueva luz y un vivo entusiasmo, y además contribuyen muchísimo a la vida del movimiento.»

Los encuentros en Madras

Los encuentros internacionales en Chenay (Madras) en 1985 y 1988 fueron asombrosos para todos los que participaron. Cada uno de ellos unió a varios miles de jóvenes indios, de todo el país y de diversas iglesias, así como también a jóvenes adultos de otros países asiáticos, y de lugares más lejanos aún. Con la tumba de Santo Tomás Apóstol en la catedral de Madras-Mylapore, la cristiandad en Madras se remonta a los primeros tiempos, y hoy alberga la comunidad cristiana más grande de la India.

JPEG - 26.4 KB

EN 1991, la Comisión de Jóvenes de la CECI (Conferencia Episcopal Católica de la India) escribió: «El evento mas significativo de 1985 fue el encuentro internacional que los hermanos de Taizé realizaron en Madras, en colaboración con la CECI. Fue la primera vez en la historia de la iglesia india que tantos jóvenes fueron reunidos, lo cual tuvo como consecuencia natural la renovación de la actividad juvenil en todos.»
Eddie agrega: «En Madras, movimientos de diferentes tradiciones cristianas comenzaron a interactuar de manera espontánea. De las sospechas se pasó a la confianza. Muchas iniciativas conjuntas han ido tomando forma gradualmente. Pero lo más importante es que se han creado relaciones muy intimas y alegres.»
Luego del primer encuentro, Revd Azariah, secretario general de la Iglesia del Sur de India, escribió: «Un nuevo desafío misionero debe surgir del reciente encuentro organizado por los hermanos de Taizé del 27 de diciembre de 1984 al 1 de enero de 1985, la “Peregrinación de Confianza a Través de la Tierra”, en el que participaron 10000 jóvenes de todo el mundo.»
Y en octubre de 1995, las conclusiones de la encuesta de la Juventud Católica Nacional dijeron: «Los hermanos de Taize, a través de sus “peregrinaciones de confianza y reconciliación”, han acompañado siempre a la juventud India y han contribuido muchísimo a la renovación del apostolado juvenil en éste país.»

El Arzobispo Thomas Menamparampil, un ex presidente de la Comisión para la Evangelización de la Federación de Conferencias Episcopales Asiáticas, escribe: «Taizé está despertando a Asia a su propia identidad cultural y está construyendo puentes entre culturas, soldando sensibilidades, y mostrando las fuentes interiores.»

Encuentros Regionales

¿Que ha ocurrido desde los encuentros de Madras? A través de los años hubo muchos encuentros, demasiado diferentes y numerosos como para mencionarlos… de Asma a Tamil Nadu, de Meghalaya a Kerala. EN 1996, la “Peregrinación de Confianza en Ranchid” convocó gente de Gumla, Hazaribagh, Simdega, Dumka y Muzzafarpur. En el año 2001, un evento similar tuvo lugar en Andhra Pradesh.
«En el año 2000, varios jóvenes indios y un hermano de Taizé viajaron alrededor del país durante 3 semanas para liderar encuentros y momentos de oración. Se invitó a todo el que quisiera unirse, sin barreras de lenguaje, casta, religión ni generación. Las diferentes estaciones del peregrinaje habían sido elegidas por su diversidad: el centro de la capital nacional, Nueva Delhi, y las afueras de una gran ciudad, Vasai; una metrópolis, como Mumbai, y un poblado, Dornakal; un lugar tranquilo, Brotherhood House, y un sitio de grandes encuentros populares, Vellankani.»
Todos los encuentros tienen como tema general “Vida interior y solidaridad humana”. A veces es posible darle a la búsqueda de solidaridad una forma práctica. Luego del terremoto en Gujurat en enero del 2001, el director juvenil regional, en colaboración con Taizé y dos jóvenes de AP fueron a Gujurat a ver que estaba ocurriendo en las áreas devastadas. La visita tuvo como consecuencia un gesto de ayuda material para algunas de las familias que habían perdido todo a causa del terremoto.
También ha habido encuentros regulares para quiénes hayan ido a Taizé, con la intención de continuar la experiencia allí vivida en sus hogares y ambientes. Eddie escribe: «En muchos de los encuentros mas tranquilos de Taizé en nuestro país, hubo oportunidades para que los líderes de la juventud no solo se junten, recen y reflexionen, sino también para que sean desafiados a expresar solidaridad hacia su prójimo. Este sentido de fraternidad cristiana ha crecido hasta convertirse en un estilo de vida para muchos, le ha dado una nueva dimensión a nuestros movimientos.» Durante algunas de las convenciones nacionales para jóvenes de varias iglesias, se les pide frecuentemente a los hermanos que participen y guíen alguna una oración.

Calcuta

Kolkata (Calcuta) ocupa un lugar especial en los corazones de muchos hermanos de Taizé. En el otoño de 2006, se cumplirán 30 años desde que el Hermano Roger estuvo ahí por primera vez, y vivió un tiempo cerca de la Madre Teresa. En diferentes oportunidades en los años 60, 70 y 80, pequeñas fraternidades de hermanos vivieron en Calcuta por periodos más largos, pero no fue hasta fines de 1976 que el Hermano Roger llegó con un grupo de hermanos y un equipo de gente que representaba a todos los continentes. Fue allí que escribió la primera de lo que después serían las Cartas Anuales del Hermano Roger dirigidas a los jóvenes: “Mezclándose con el lamento que se eleva de los dolores de tanta gente, hay otra melodía, una canción llena de esperanza. Esa melodía, aun apagada y oculta, es la canción de una comunión prometida a toda la humanidad.”

El Hermano Roger estuvo allí de nuevo en 1997, para el funeral de la Madre Teresa, y a pesar de la tristeza de esa ocasión, estaba lleno de felicidad de poder visitar una vez más la India y Calcuta. Se alojó en el mismo lugar donde se había quedado en su visita anterior, y pudo redescubrir el vecindario y ver a algunas de las personas que habían conocido tantos años antes. Fue acogida por la misma familia, y cada noche había una pequeña oración en la casa.
Para el encuentro en Calcuta del 5 al 9 de Octubre de 2006, el Hermano Alois, nuevo prior de Taizé, estará presente junto a varios de los hermanos. Este encuentro será una nueva e importante etapa en la peregrinación de confianza en la India.

Printed from: http://www.taize.fr/es_article3229.html - 23 October 2017
Copyright © 2017 - Ateliers et Presses de Taizé, Taizé Community, 71250 France