Declaración de la Federación protestante de Francia

Respetemos la memoria del hermano Roger

En respuesta al artículo de "Le Monde" del 6 de septiembre: " El hermano Roger, fundador de Taizé, se convirtió al catolicismo"

El hermano Roger declaró seguido, y mismo escribió en su último libro, que había reconciliado, es si mismo, sin ruptura su fe reformada y la tradición católica.

¿Podremos respetar su camino y no querer recuperar confesionalmente eso que, justamente, quería sobrepasar?

Los protestantes querían a menudo catolizarlo; los católicos querían ver una conversión (como cantando victoria) allí donde él veía una reconciliación, una comunión sin ruptura.

Queriendo categorizar aquello que él no quería categorizar evitamos, de una manera barata, dejarnos interpelar por un camino de reconciliación que nos molesta porque nos llama a desplazarnos. Haríamos mejor, para ser evangélicos, de intentar entrar en un camino semejante de curación de exclusividades confesionales.

Nuestro paisaje cristiano y nuestras mentalidades son tan limitadas que nos cuesta pensar en la reconciliación de ambos: si se es católico, no se es más protestante; si somos protestantes, no somos más católicos. Esta, es la realidad institucional y formal de nuestras Iglesias. También es su pecado.

El hermano Roger había entrado en un camino post-confesional o, por decirlo de otra manera, de superación de divergencias confesionales. Esto nos parece insólito, parece ir más allá de lo que podemos imaginar, pero ese era su camino.

Aunque no lo compartamos, lo mínimo sería respetarlo.

Pastor Gill Daudé,
Responsable del servicio de relaciones ecuménicas
de la Federación protestante de Francia

Printed from: http://www.taize.fr/es_article3897.html - 23 November 2017
Copyright © 2017 - Ateliers et Presses de Taizé, Taizé Community, 71250 France