Timór Lorosa’e

“Tenemos que atraversar el presente”

Un hermano que tiene la costumbre de visitar Timor oriental, visitó este país a principios de mayo de 2011.
JPEG - 18 KB

«Hay una gran esperanza para el futuro, pero ahora debemos atravesar el presente», me dijo un amigo apenas llegué a Dili.

«Una gran esperanza para el futuro»... fui a "devolver" la visita a la comisión diocesana de jóvenes de Dili. Es un lugar estrecho muy pequeño, donde se tiene la impresión que el equipo está acampando. Pero Jessica, una de los jóvenes que trabaja a tiempo completo, me acoge diciendo con mucha convicción: bienvenido en nuestra oficina, es simple pero llena de alegría, de esperanza y de amor. Había tanta convicción en su voz que tan solo podíamos ver el lugar con una mirada llena de admiración.

La misma experiencia al encontrar a los 190 jóvenes del pequeño seminario: un rostro totalmente abierto, preparado para descubrir algo de nuevo. Sus animadores me dejaron solo con ellos, sin traductor, con un DVD que no andaba... y se mantuvieron abiertos, curiosos y muy presentes a la oración.

JPEG - 15.1 KB

«Ahora debemos atravesar la situación presente». Cuando vine el último año, sentí que por primera vez había un cambio, un camino largo y recorrido. Desde hace 3 años no ha habido violencia y políticamente el país es más estable. En 2012 habrá elecciones y la campaña electoral, como el resultado de las elecciones, será una prueba y una indicación para el futuro del país.

En 2010 los expertos y los abogados venían de Australia para discutir las preguntas de la explotación del petróleo en el mar de Timor entre Australia y Timor Oriental. El acuerdo previó una repartición igual de las rentas entre ambos países. En octubre último las primeras rentas han sido pagadas.

En el plano material, la necesidad más urgente parece ser la formación, y la formación en todos los niveles. Hay décadas que atrapar y después de 10 años de independencia muchos dicen que todo avanza muy lentamente. Sin embargo, hay iniciativas: «Teachers Training College» donde la enseñanza es en portugués (la lengua oficial) y en inglés. Esto debería permitir una enseñanza que desarrollaría las cualidades creativas de los estudiantes. Aquí, es como si todo estuviera en potencialidad, pero todavía necesita ser despertado.

Hay incluso iniciativas que son más para la base: la comisión de jóvenes de la Iglesia católica dio clases indispensables de informática para encontrar un trabajo. Las hermanas salesianas abrieron una panadería para que las jóvenes que estudian entre ellas tengan una profesión que les permitirá ganarse con qué alimentar a su familia.

Todos los que se enrolan en este combate, hace verdaderamente un acto de fe. Su confianza es admirable y contagiosa.


Visitas en 2008-2009

JPEG - 15.8 KB

Uno de los hermanos escribe: Ya han pasado más de dos años desde que fui por última vez al este de Timor. La crisis de 2006, la violencia, los miles de refugiados de las montañas, las elecciones presidenciales y campañas parlamentarias, todos ellos me habían prevenido de ir.

Yo apenas había aterrizado cuando estaba atrapado por la vista de todo lo que me rodeaba: casas destruidas, refugiados de todo lugar, viviendo en los jardines públicos, en las parroquias, escuelas, seminarios, tiendas de campaña y refugios, incluso en los balcones y en los pasillos de las oficinas diocesanas.

El primer encuentro se lleva a cabo en Bazartete, una parroquia de una hora y media de Dili. Debido a las fuertes lluvias, las carreteras son prácticamente no aptas para vehículos de motor. Dos jóvenes hermanas de una comunidad, que viven en la aldea, han tenido la valentía de hacer el viaje. En algunos puntos, el camino es muy peligroso y tuvimos que encontrar personas de buena voluntad para ayudar a la camioneta en el barro. A pesar de todo, 250 jóvenes han llegado, algunos de ellos de localidades distantes como Maliana y Liquiça… Todos los que lo deseen pueden dormir allí, personas de la parroquia han preparado una comida sencilla para la noche. Esto significa que podemos tomar nuestro tiempo. El DVD de Taizé, con su introducción a la vida de la comunidad y las contribuciones de los jóvenes es seguido con gran interés por los jóvenes presentes, ellos tienen muchas preguntas. La "Carta de Cochabamba" se ha traducido en Tetun. Después de leerla, hay un momento de silencio para leerla de nuevo personalmente, y luego un momento de compartir. Cada pequeño grupo es invitado a preparar una oración para leerla durante la oración de la noche. La iglesia había sido maravillosamente decorada, con gran sencillez, lo que en sí mismo es una invitación a entrar en una relación personal con Cristo.

JPEG - 13 KB

En cada lugar que fuimos, la secuencia es más o menos la misma. Con un día y medio para cada reunión, hubo tiempo para que los jóvenes realmente se expresaran ante los demás. Fue muy emocionante, cuando uno de ellos dijo, "tengo la impresión de que esta carta fue escrita para nosotros". De hecho, muchos hablaron de una manera similar: la carta parece muy adaptada a la situación actual.

Fue en Baucau que nos llegó la noticia de la tentativa de asesinato contra la vida del presidente y de la muerte del Mayor Alfredo. Obviamente, la noticia creó gran ansiedad. ¿Qué iba a suceder? "En Timor, nunca se sabe lo que pasará mañana". Todo el mundo se mantuvo en calma y nuestra reflexión pudo continuar.

Nos enteramos de que Dili seguía en calma y nos fuimos para Fuiloro donde 400 jóvenes nos esperaban. Ellos no sólo eran de las dos grandes escuelas de Don Bosco, sino también eran de Los Palos y de otros lugares muy lejos de Baucau.

En esa situación de incertidumbre, terminar el encuentro con la oración en torno a la cruz fue lo más apropiado. Después de la lectura de la "Carta de Cochabamba" y la "Carta a los que quieren seguir a Cristo", cada una de las personas fue invitada a escribir una oración o expresar por escrito lo que querían confiar a Cristo. Cada uno colocó el papel en una cesta al lado de la cruz.

JPEG - 13.9 KB

De vuelta en Dili, la capital, hubo varias reuniones: ecuménicos, en el YMCA; postulantes y novicios de varias comunidades religiosas de Becora, Nuestra Señora de Guadalupe en Balide, el Seminario Mayor, y por último una reunión con la juventud de la diócesis de Dili . En cada ocasión, la oración tenía una intensidad que rara vez se experimenta. En el silencio, a través del canto, y mediante el gesto de postración antes de la cruz, cada persona podía expresar algo de su combate.

En uno de los pequeños grupos de intercambio, un joven dijo: "Oramos y oramos y no cambia nada". Luego añadió, "¿De verdad se puede tener esperanza?" Escuchar eso fue desgarrador. Pero su pregunta ciertamente nos confirmó lo que estábamos tratando de compartir: Una oración muy sencilla en la que podemos abrir nuestro corazón tal como es, con su violencia y su búsqueda de paz, y permitir que Cristo reaviva la esperanza.

Printed from: http://www.taize.fr/es_article6584.html - 13 December 2017
Copyright © 2017 - Ateliers et Presses de Taizé, Taizé Community, 71250 France