Para preparar un lugar acogedor para una oración meditativa

Es preferible, cuando sea posible, reunirse mejor en una iglesia, intentando darle una belleza acogedora. La disposición interior es importante para sostener una oración común. No se trata de hacer una restauración de iglesia, sino arreglos interiores a través de medios muy sencillos. Si no resultara posible rezar en una iglesia, será importante arreglar armoniosamente el lugar de la oración. En la oración es con Cristo con quien tratamos, entonces será deseable que todos los participantes miraran hacia una misma dirección.
Un lugar de oración llega a ser acogedor con muy poco: una cruz, una Biblia abierta, cierta iluminación, iconos... Mantener una luz discreta, que no ciegue, encendiendo la parte delante con pequeñas velas. Disponiendo las sillas sólo a lo largo de las paredes, un espacio vacío, sin bancos, recubierto por un tapiz, se puede utilizar para arrodillarse.

JPEG - 14.4 KB

Será bueno acoger a la gente a la entrada, distribuyéndoles la hoja de cantos e invitándoles a ponerse delante.

Los animadores están al servicio de la oración. La preparan y conducen su desarrollo para permitir el recogimiento de los que participan en ella. A partir del momento en que se inicie la oración no se dará más anuncios técnicos o explicaciones para que no interferir con el recogimiento de cada uno.

Printed from: http://www.taize.fr/es_article676.html - 17 December 2017
Copyright © 2017 - Ateliers et Presses de Taizé, Taizé Community, 71250 France