Los hermanos en Bangladesh

Hermanos de Taizé viven en Bangladesh desde el 1974. Después de unos años a Chittagong, se mudaron a la capital, Dhaka. Desde el 1987, están en Mymensingh. Desde el inicio acentuaron mucho el trabajo con los jóvenes a través de la creación de pequeñas escuelas para pobres (en la actualidad existen siete), la búsqueda de medios para ayudar a que los estudiantes puedan continuar sus estudios y la organización de encuentros regulares de oración y de reflexión en las diferentes regiones del país. Uno de los hermanos enseña en el gran seminario de Dhaka desde hace casi treinta años.

JPEG - 16.7 KB
Common prayer in Mymensignh

Una preocupación importante, a lo largo de los años, es el acompañamiento de personas discapacitadas en el « Centro colectivo para minusválidos » y las peregrinaciones para personas con dificultades físicas o mentales que los hermanos organizan en diferentes partes del país.

Los hermanos trabajan no sólo con bengalís, sino que también con personas de diferentes tribus, en particular en los poblados. Tratan de promover la comprensión entre los cristianos de las diferentes confesiones, y con personas de diferentes religiones. Su vida a Mymensingh encuentra su ritmo en la oración tres veces al día.

Febrero 2009

JPEG - 26.9 KB

Uno de los hermanos escribe: Esta mañana en el grupo de la paz, al cual ayudo a animar desde hace dos años, estuvimos con los pies en la tierra. Hacemos reuniones con oraciones interreligiosas muy simples, mucho silencio y compartimos sobre lo que significan conflicto y paz en el mundo en general, entre personas y en nosotros mismos. Vamos a las escuelas para hablar con los niños o los jóvenes.

Pero ¿cómo hacer algo más concreto? Delante del edificio donde nos reunimos se encuentra una descarga: un montón enorme de basura que desprende un fuerte olor durante el período caliente del año y que desborda sobre el camino y por todas partes. ¡Con el grupo nos propusimos transformar la descarga en jardín! Fuimos a la municipalidad, obtuvimos la luz verde de las autoridades, cercamos el lugar (después de haber sacada a las vacas que vagabundeaban) y esta mañana limpiamos todo el área. Ahora está limpia y vamos a plantar algunos árboles para evitar que el lugar vuelva a convertirse en lo que era antes. En válido preguntarse ¿qué tiene que ver esto con la paz? La paz es una palabra, un concepto muy grande, muy profundo. La no depende de la belleza pero ella ayuda a construir algo que tiende hacia la paz.

Agosto de 2008

« Preparamos dos peregrinaciones ecuménicas. Jóvenes de diferentes Iglesias, a Dhaka y a Dinajpur, asumen esta preparación: visitas en las familias, ir a buscar a minusválidos en las familias cristianas, búsqueda de otros jóvenes para ayudar. En octubre y noviembre estaremos juntos dos días para rezar, compartir y conocernos. Son, una vez más, las debilidades que ayudan a los cristianos divididos a estar juntos sirviendo a los demás.
Unos jóvenes de nuestra casa irán cada mes para un momento de convivencia y una oración en un pueblo o una ciudad donde jóvenes, ayudados por nosotros en sus estudios, ayudan a niños pobres. Serán como noches, como vigilias de comunión. Tal vez encontraremos allí un modo renovado de estar con los jóvenes.
La semana pasada tuvimos durante dos días a Rajshahi, una oración y compartida con cristianos y el día siguiente una oración interreligiosa con minusválidos. Algunos jóvenes que viven con nosotros han llegada a la madurez suficiente para animar estos encuentros si necesitar nuestra presencia. »

Julio 2008: algunos viajes

Vuelvo de una visita en la región de Dinajpur. Hubo matrimonios en una familia de jóvenes que trabajan con nosotros en Mymensingh. Llovía y todo transcurrió en el lodo. Sin embargo fue lindo ver de nuevo mucho gente amiga, sobre todo sándalos. Dipok, que está en Taizé en este momento viene de esta región.

Después de muchos ensayos que no funcionaron, tuvimos finalmente la peregrinación de confianza con minusválidos de Khulna. Hubo más de 200 minusválidos cristianos, con sus familias, un gran grupo de jóvenes voluntarios (varios que estuvieron en el encuentro de Kolkata) y, el sábado, se sumaron una cincuentena de minusválidos musulmanes y sus familias. Una gran asamblea para la oración interreligiosa de mediodía: bellos cantos musulmanes, cantados por un joven ciego, y cuentos de madres muy pobres, cuyas familias no tenían padre. Monseñor Theo estaba presente y el obispo del lugar vino para el final. La oración de la tarde del sábado con las velas fue una fiesta.

Luego, fuimos a visitar a jóvenes comprometidos con minusválidos en una gran parroquia de Mekerpur, a cinco horas de autobús de Khulna, donde tuvimos una buena compartida. Hay entre los jóvenes mucha buena voluntad; necesitan tanto a personas capaces de alentarlos y animarlos.

Continuamos hasta Rajshahi, donde estudian varios jóvenes que vivieron en Mymensingh con nosotros. Ellos ayudan a un grupo de minusválidos en una casa a cago de unas religiosas. Allí comenzamos un « outreach programme » semejante al « Anondo Club » a Mymensingh. Una vez a la semana, en el centro de las hermanas, habrá una oración interreligiosa animada por jóvenes que vivieron con nosotros.

¿Cuando compartes las condiciones de los pobres, lo sabes suficientemente, que por medio de tu sencilla presencia, Dios transfigura algo en las pruebas de la familia humana?
Las fuentes de Taizé

Printed from: http://www.taize.fr/es_article7187.html - 24 November 2017
Copyright © 2017 - Ateliers et Presses de Taizé, Taizé Community, 71250 France