Español

Oración para hoy

Tiempo de la Iglesia 9

Canto

Salmo

Tenía fe, aun cuando dije :
« ¡Qué desgraciado soy ! »
Yo decía en mi apuro :
« Los hombres son unos mentirosos. »

¿Cómo pagaré al Señor
todo el bien que me ha hecho ?
Alzaré la copa de la salvación,
invocando su nombre.

Mucho le cuesta al Señor
la muerte de sus fieles.
Señor, yo soy tu siervo,
siervo tuyo, hijo de tu sierva :
rompiste mis cadenas.

Te ofreceré un sacrificio de alabanza,
invocando tu nombre, Señor.
Cumpliré al Señor mis votos
en presencia de todo el pueblo,
en el atrio de la casa del Señor,
en medio de ti, Jerusalén.

del salmo 115

Lectura

Jeremías dice: Entonces me fue dirigida la palabra del Señor en estos términos: Antes de haberte formado yo en el seno materno, te conocía, y antes que nacieses, te tenía consagrado; yo profeta de las naciones te constituí. Yo dije: «¡Ah, Señor! Mira que no sé expresarme, que soy un muchacho.» Y me dijo el Señor: No digas: «Soy un muchacho», pues adondequiera que yo te envíe irás, y todo lo que te mande dirás. No les tengas miedo, que contigo estoy yo para salvarte, dice el Señor.

Jeremías 1,4-8

o

Jesús dice: «Un hombre tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo al padre: "Padre, dame la parte de la hacienda que me corresponde." Y él les repartió la hacienda. Pocos días después el hijo menor lo reunió todo y se marchó a un país lejano donde malgastó su hacienda viviendo como un libertino. Cuando hubo gastado todo, sobrevino un hambre extrema en aquel país, y comenzó a pasar necesidad. Entonces, fue y se ajustó con uno de los ciudadanos de aquel país, que le envió a sus fincas a apacentar puercos. Y deseaba llenar su vientre con las algarrobas que comían los puercos, pero nadie se las daba. Y entrando en sí mismo, dijo: «¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen pan en abundancia, mientras que yo aquí me muero de hambre! Me levantaré, iré a mi padre y le diré: Padre, pequé contra el cielo y ante ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros. Y, levantándose, partió hacia su padre. Estando él todavía lejos, le vió su padre y, conmovido, corrió, se echó a su cuello y le besó efusivamente. El hijo le dijo: "Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo." Pero el padre dijo a sus siervos: "Traed aprisa el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en su mano y unas sandalias en los pies. Traed el novillo cebado, matadlo, y comamos y celebremos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado. Y comenzaron la fiesta.

Lucas 15,11-24

Canto

Silencio

Oración de Intercesión

Para que los cristianos no cesen de ir al encuentro de todos, y sean fermentos de reconciliación en la familia humana, te pedimos Señor.

Por todos los creyentes, por quienes cumplen un ministerio en la Iglesia, para que sean testigos fieles del Evangelio, te pedimos Señor.

Para que los bienes de la tierra se repartan entre todos, te pedimos Señor.

Por todos los pueblos de la tierra, con el fin de que cesen las guerras y la violencia, te pedimos Señor.

Por los pobres y los afligidos, te pedimos Señor.

Por los que son perseguidos a causa de Su nombre, por todos los que buscan la justicia, te pedimos Señor.

Padrenuestro

Oración

Jesús, Amor de todo amor, tú estabas siempre en mí y yo lo olvidaba. Tú estabas en el corazón de mi corazón y yo te buscaba en otro lado. Cuando estaba lejos de ti, tú me esperabas. Y ahora me atrevo a decirte: tú, el Resucitado, eres mi vida.

o

Bendícenos, Señor Cristo, tú que mediante el perdón pones en nuestro dedo el anillo del hijo pródigo.

Cantos


Otras oraciones

Para otras oraciones ver debajo de la página.